viernes, 23 de diciembre de 2011

La tasa de basura a los campos se empieza a cobrar casi cuatro años después

Según calculamos, algunos vecinos tendrán que pagar hasta 300 euros en atrasos gracias a la incompetencia del Equipo de Gobierno

Desde que en septiembre de 2008 el pleno del Ayuntamiento aprobara con los votos de PP y ALCEY la nueva tasa de basura que se aplicaría a los vecinos que poseyeran una casa de campo, poco hemos vuelto a saber. Reiteradamente, desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Verdes hemos preguntado qué ocurría con ese impuesto de recogida de basuras y por qué permitían que se acumulara año tras año. La respuesta que nos daban es que tenían que estudiar cada caso, adaptar el padrón y el catastro... pero poco más. Pues bien, esta semana, algunos vecinos han empezado a recibir notificación de la desmesurada cifra que han de pagar para sufragar este servicio casi cuatro años después de su puesta en marcha.

Casualmente, hasta que no han pasado las elecciones de este año (municipales, regionales y nacionales), el Partido Popular de Yecla no se ha atrevido a abrir la caja de Pandora. Según ha podido comprobar este grupo municipal, algunas familias deberán pagar casi 300 euros de retrasos, pues esta normativa se puso en marcha en el último trimestre de 2008. Es decir, los ciudadanos, sin culpa alguna, adeudan 13 recibos gracias a la incompetencia que han demostrado el Partido Popular y la Concejalía de Hacienda.

En aquel tiempo, Izquierda Unida-Verdes ya se opuso a este servicio por algunas incongruencias que, según parece, hoy siguen estando vigentes. De hecho, si pinchan en la imagen superior de la derecha de este blog podrán leer todas las alegaciones que presentamos y que fueron desestimadas por el Equipo de Gobierno. Las tasas que entonces se establecieron, dividen el término municipal en tres grandes zonas, a cada una de las cuales compete pagar una tasa trimestral: 22,5 euros (las viviendas más cercanas al casco urbano); 15 euros (distancia media) y 6,5 euros (los vecinos que posean sus casas de campo más alejadas de la ciudad).  

Por tanto, los vecinos que tengan casa de campo tendrán que pagar 292,5, 195 y 84,5 euros, respectivamente. Unas cuantías que, aunque se paguen de forma fraccionada, van a suponer un esfuerzo mayúsculo para gran parte de los vecinos afectados.
El que se pague más o menos se debe a que en el área más cercana al casco urbano se han colocado más contenedores y, en la más alejada, menos. Pero esto no significa que los ciudadanos que tengan sus casas en la misma zona tengan los contenedores a la misma distancia, pues según se ha comprobado, dentro de una misma zona hay vecinos que tienen los contenedores a varios kilómetros, aunque otros los tengan en la puerta de casa. Asimismo, un vecino de la zona dos o tres que tenga un contenedor en la puerta de su vivienda paga menos que uno de la zona uno que tenga que desplazarse hasta llegar al punto de los contenedores.

Además, mientras que en el casco urbano el recibo de recogida de basuras se paga junto al del agua, en el suelo no urbano esto no ocurre. Es decir, si en la ciudad una vivienda no tiene servicio de agua por no estar habitada, no paga recibo de basuras. Sin embargo, esta situación no se repite en los campos, puesto que la tasa no acompaña al recibo por el consumo de agua potable.

En tercer lugar, creemos importante destacar que en el recibo de basuras que se empieza a cobrar ahora a las casas de campo no se aplica la tasa correspondiente al tratamiento y eliminación de residuos sólidos urbanos, puesto que el Partido Popular alegó en su día que si ya se tiene vivienda en el casco urbano ese servicio ya se paga, por lo que no sería lógico duplicar esa tarifa. Pero, aunque esto es cierto, tampoco podemos olvidar que muchos titulares de inmuebles en suelo no urbano carecen de vivienda en el casco urbano, por lo que se ahorran esta tasa que sí sufraga el resto de ciudadanos.

Por último, tampoco podemos olvidar que con este sistema de recogida de basura, Yecla ha pasado de tener cinco o seis puntos “negros” –y, por tanto, focos de suciedad y malos olores- a tener más de 200 dispersados por todo el término municipal, muchos de los cuales no se limpian más que una vez por semana.

En conclusión, queremos demostrar la incompetencia del Equipo de Gobierno, que ha permitido que el tiempo pase sin preocuparse por lo que pudiera ocurrir. Ahora, serán los yeclanos quienes, una vez más, tengan que solucionar este grave error de la Concejalía de Hacienda. Es decir, de nuevo se repite la historia que tanto hemos denunciado en los últimos años: los fallos del poder los pagan siempre quienes menos culpa tienen.

martes, 20 de diciembre de 2011

IU-Verdes denuncia las condiciones de insalubridad del Cementerio

La denuncia de un ciudadano recoge imágenes con ataúdes amontonados y nichos putrefactos

El Cementerio eclesiástico de Yecla presenta unas condiciones de insalubridad alarmantes. Según ha podido comprobar este grupo municipal, hace unos días un vecino de nuestra localidad denunció esta grave situación presentando un informe gráfico donde se aprecian las pésimas condiciones de algunos nichos.


Asimismo, en el mismo documento se adjuntan escalofriantes imágenes de ataúdes apilados y amontonados dentro del recinto del Cementerio, incumpliendo todas las normativas de tratamiento de residuos y convirtiéndose en un foco preocupante de infección.

Como bien señala la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, en su artículo 25 de Competencias, el Ayuntamiento debe velar por proteger el medio ambiente y la salubridad pública, así como el cementerio, obligaciones que, según se aprecia en este documento, son claramente incumplidas por nuestro Consistorio.

Por todo esto, desde Izquierda Unida-Verdes exigimos al señor alcalde que tome las medidas oportunas para solucionar estas graves deficiencias higiénicas, además de que exija al Cementerio eclesiástico de la ciudad cumplir la legislación vigente sobre el tratamiento de residuos.

martes, 13 de diciembre de 2011

IU-Verdes presenta cerca de 300 enmiendas parciales a los presupuestos regionales de 2012

Estas enmiendas buscan reforzar los pilares del estado del bienestar: educación, sanidad y políticas sociales públicas

Izquierda Unida-Verdes de la Región de Murcia ha presentado cerca de 300 enmiendas parciales a los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma para 2012, con el fin de "corregir la orientación en la política de gasto y el modelo privatizador de los servicios públicos por el que ha apostado el PP".

El portavoz de IU-Verdes en la Asamblea regional, José Antonio Pujante, ha explicado que el objetivo de las enmiendas presentadas por su formación es reforzar los pilares del estado del bienestar, esto es, la educación, la sanidad y las políticas sociales públicas.

Así, ha señalado que las reformas que propone están dirigidas a frenar el fracaso y abandono escolar prematuro; defender las universidades públicas y la investigación como eje para cambiar el modelo productivo, y garantizar las políticas públicas de la promoción y prevención de la salud.

Además, tienen como finalidad reforzar la atención social a los sectores de la población más desfavorecidos; impulsar una "lucha sin cuartel" contra la pobreza en la Región y apostar por la creación de empleo estable y de calidad mediante un incremento de la inversión pública.

Con relación al modelo de gestión del Gobierno regional, Pujante ha indicado que las enmiendas que ha presentado abogan "de forma clara y decidida" por los servicios públicos "frente a la política privatizadora" que lleva a cabo, a su juicio, el PP en la Región.

"Las enmiendas de IU-Verdes suponen un refuerzo generalizado en las políticas de todas las consejerías y garantizan las transferencias a los ayuntamientos para que estos puedan poner en marcha las acciones más inmediatas", ha apostillado.

Más ingresos públicos

El parlamentario de la formación de izquierdas ha indicado que el incremento de las partidas planteado por IU-Verdes es además "ampliable", es decir, que puede sufrir otra subida como consecuencia de un "necesario" aumento de los ingresos públicos.

En este sentido, ha propuesto la introducción de los 595 millones de euros del Fondo de Convergencia en la previsión de ingresos, así como el 25 por ciento de la deuda histórica, lo que equivale a 1.070 millones de euros, y el establecimiento del impuesto de Patrimonio.

Pujante también ha insistido en la necesidad de subir el tramo autonómico del IRPF que afecta a las rentas más altas; crear sendos impuestos para gravar los depósitos bancarios y las grandes superficies comerciales e incluir una mayor progresividad en el tributo de Sucesiones y Donaciones.

Con respecto a la Ley de Medidas Fiscales relativas a Lorca, ha presentado un total de 17 enmiendas encaminadas a mejorar las ayudas para los damnificados por los seísmos del pasado 11 de mayo, al objeto de que sean "más justas y equitativas".

domingo, 11 de diciembre de 2011

El Gobierno regional castiga a los más desfavorecidos mientras beneficia a las rentas altas

El diputado regional de IU-Verdes, José Antonio Pujante ha criticado la denominada ley de acompañamiento

El diputado regional de IU-Verdes, José Antonio Pujante, ha criticado hoy el carácter "regresivo" del proyecto de ley de Medidas Fiscales y de Fomento Económico en la Región de Murcia para 2012, más conocido como ley de acompañamiento, por "castigar a los más desfavorecidos con nuevas tasas mientras desfiscaliza a las rentas y patrimonios más elevados".


Pujante ha afirmado que el mencionado proyecto de ley muestra el rechazo del PP a "cualquier atisbo de finalidad progresiva", al no aplicar el impuesto sobre el Patrimonio ni una fiscalidad que grave a las rentas más altas mientras sí pone en marcha nuevas tasas para las familias numerosas y las personas discapacitadas y dependientes.

"Esta actitud desenmascara a un Gobierno regional para el que los pudientes no contribuyen más pero sí eleva las tasas a los desfavorecidos, al mismo tiempo que reduce el alcance de las políticas sociales profundizando en la importante brecha social que existe en la Región entre quienes más tienen y quienes están al borde de la pobreza y la exclusión social".
Ha reprobado también que el proyecto de ley modifica cuatro leyes que no se ciernen solo a 2012, sino que tienen una vocación temporal mucho más dilatada, lo que supone, en su opinión, "introducir inseguridad jurídica y dispersión legislativa", además de que "hurta el debate social pues no lleva un proceso previo de consulta a las organizaciones sociales".
A esto, ha añadido que el Consejo Económico y Social (CES) de la Región de Murcia ha puesto de manifiesto la "ausencia de debate social sobre contenidos importantes de la ley, y la inexistencia de una memoria rigurosa que pueda respaldarla".
En cuanto a la proposición de ley de Medidas fiscales extraordinarias para el municipio de Lorca, Pujante ha explicado que el planteamiento de la misma le parece "acertado", aunque ha presentado una enmienda con el fin de "mejorarlo para que sea más garantista y sirva como instrumento para los damnificados".