martes, 17 de abril de 2012

Conferencia de Pedro Morata: El petróleo fuera de Pinoso

Ofrece este jueves una charla sobre la intención de almacenar petróleo en el monte Cabezo de la Sal


El próximo jueves, 19 de abril, a las 21:00 horas, el ecologista y premio nacional de Medio Ambiente, Pedro Costa Morata impartirá una charla en el Casino Primitivo para informar acerca de la situación actual del proyecto de almacenaje de petróleo en el Monte Cabezo de la Sal de Pinoso.

El acto, organizado por Izquierda Unida-Verdes de Yecla y la Plataforma El Cabezo libre de petróleo de Pinoso, tratará un preocupante tema que atañe a todos los municipios de la zona, especialmente a la pedanía de Raspay. Como ya denunció este grupo municipal hace unos días, la empresa Invexta Recursos S.L., dedicada a actividades de investigación, exploración y explotación de todo tipo de yacimientos y almacenamientos de hidrocarburos, encontró en el diapiro salino de la localidad alicantina el emplazamiento teóricamente idóneo para almacenar petróleo. Este peligroso almacén se convertiría en el mayor del Estado y albergaría dos millones de metros cúbicos de petróleo, equivalentes a 12,5 millones de barriles.

Asimismo, IU-Verdes elevó una moción al pleno municipal para pedir el rechazo de todos los grupos políticos a este proyecto, algo que ya hizo el Ayuntamiento de Pinoso, que se negó por unanimidad a la instalación de este almacén que, además, va a repercutir poco económicamente al municipio puesto que no se trata más que de un depósito que albergará miles de litros de petróleo procedentes por viaducto desde Cartagena.

Conferencia: El petróleo fuera de Pinoso
Día: Jueves, 19 de abril
Lugar: Salón de actos del Casino Primitivo (calle España, 16)
Hora: 21:00 horas
Ponente: Pedro Costa Morata, ecologista y premio nacional de Medio Ambiente
Organiza: IU-Verdes de Yecla y Plataforma El Cabezo libre de petróleo

sábado, 14 de abril de 2012

IU Yecla por la III República. 14 abril 2012

Frente a los mercados, más derechos, más democracia: III República

Este 14 de abril se conmemoran 81 años de la proclamación de la II República española, la experiencia más genuinamente democrática de nuestra historia.

En el espacio de apenas cinco años y pese a la sistemática resistencia del poder económico, militar y eclesiástico, la "república de trabajadores de toda clase" inició la reforma agraria, instauró el estado laico, generalizó la jornada laboral de 8 horas, reguló el derecho de huelga, potenció los convenios colectivos, impulsó la educación, la ciencia, el arte y la cultura, reconoció el derecho de voto a la mujer, legalizó el divorcio y aplicó una política exterior de defensa de la paz y la democracia.

Por su orientación y realizaciones, la II República significó para amplios sectores sociales más derechos y más democracia. 

Sin embargo, ese proyecto de país apenas esbozado fue truncado por el golpe militar-fascista de 1936. Los cuarenta años de dictadura que le siguieron desmantelaron esa obra y blindaron en el poder a una coalición de militares, banqueros y miembros de la jerarquía eclesiástica.

Tras muchos años de dura lucha por la democracia y la libertad, la Transición reforma el viejo edificio donde se cobijaba esa coalición de poder. La amplia mayoría de la sociedad consiguió de nuevo, aunque con muchas limitaciones, derechos, libertades y democracia. 

Más de treinta años después, la crisis económica es utilizada para acabar con conquistas duramente conseguidas haciendo a su vez que el marco político entre también en crisis. 

El poder del mercado determina al poder político, desmantela los avances políticos y sociales y limita la democracia. El sistema político, con la ley electoral como punta de lanza, constriñe y falsea la participación y la voluntad popular. La reciente reforma constitucional consagra el sometimiento del bienestar social a los intereses de los especuladores y los banqueros.

Sin embargo, la contestación crece. La memoria, pese a quien pese, no se ha perdido. Sabemos que sólo a través de la lucha y la movilización podemos conseguir los derechos que nos están quitando. Sabemos que sólo juntándonos podremos darle la vuelta a esta situación. Porque somos más.

Frente a un modelo de país basado en la especulación y el ladrillo, sometido al poder económico, donde los principales partidos monárquicos compiten a la hora de satisfacer las necesidades de uno u otro sector económico, es necesario poner en pie un nuevo proyecto de país. 

Un nuevo proyecto de país que ponga en el centro de su política y su economía la participación activa y el bienestar social de la mayoría, la democracia participativa y los derechos sociales.

Para esto, apostamos por abrir un proceso constituyente. La apuesta por un proceso constituyente es una llamada a luchar por nuestro futuro, a recuperar la soberanía popular y dar poder a la mayoría social trabajadora como realización de la democracia.

Un proceso constituyente entendido como articulación de una amplia mayoría social movilizada en la lucha democrática por sus derechos. 

Apelamos al poder constituyente, al conjunto del pueblo, el único que es capaz de definir y decidir el proyecto de país que queremos. 

Un país con más derechos y más democracia, que hoy sólo puede significar una cosa: la III República.


martes, 10 de abril de 2012

IU-Verdes pide al pleno que rechace la reserva de petróleo en Pinoso

El Pleno del Ayuntamiento de Pinoso rechazó tajantemente la instalación del almacén de crudo que se proyecta en el monte Cabezo de la Sal 

Izquierda Unida-Verdes pide al pleno municipal que se una a la decisión del Ayuntamiento de Pinoso en su rechazo rotundo a la instalación de almacenamiento de hidrocarburos en las cavidades salinas del monte Cabezo de la Sal, situado en la vecina localidad.

Según una moción presentada en Pinoso, la empresa Invexta Recursos S.L., dedicada a actividades de investigación, exploración y explotación de todo tipo de yacimientos y almacenamientos de hidrocarburos, encontró en el diapiro salino de la localidad alicantina el emplazamiento teóricamente idóneo para almacenar petróleo. Un macroproyecto que incluiría la construcción de un oleoducto de aproximadamente cien kilómetros que, desde Cartagena, bombearía el hidrocarburo hasta Pinoso para su posterior almacenaje. Tan peligroso es este proyecto, que desde la vecina localidad temen que la zona se pueda convertir en un punto estratégico convulso, puesto que ante la demostrada escasez de crudo, este almacén se convertiría en el mayor del Estado y albergaría dos millones de metros cúbicos de petróleo, equivalentes a 12,5 millones de barriles.

A su vez, el impacto sobre la flora sería muy negativo, afectando a la agricultura ecológica, que sería prácticamente inviable en nuestro término y, especialmente, en la pedanía de Raspay, situada a escasos 8 kilómetros del futuro almacén petrolífero. Pero el peligro no termina ahí, pues además de destruir el paraje estrella de Pinoso, considerado Punto de Interés Geológico en el Mapa Geocientífico, la instalación de este gran embalse subterráneo de petróleo podría poner en serio peligro a la población de la zona, ya que ambas localidades se encuentran en un área tectónicamente activa, peligro que aumentaría debido a la halocinesis, que es el proceso de ascensión tectónica de rocas a través de estas grandes cavidades salinas, y la subsidencia o hundimientos paulatinos del suelo provocados por esta actividad geológica.

Por todo esto, desde Izquierda Unida-Verdes creemos que el pleno del Ayuntamiento de Yecla debe oponerse de forma rotunda e incondicional a cualquier instalación de almacenamiento de hidrocarburos en las cavidades salinas del monte Cabezo de la Sal, como ya hicieron todas las formaciones políticas de la vecina localidad, ya no solo en reconocido apoyo, sino por la cercanía que existiría entre este pozo y Raspay.

Además, queremos que el Pleno pida a todas las administraciones competentes la desestimación de la propuesta de construcción del almacén de petróleo por los perjuicios que podría ocasionar a los vecinos y vecinas de Yecla, al medio ambiente comarcal, a la agricultura y al turismo.

lunes, 2 de abril de 2012

La fase II de la Ronda Norte cuesta casi 400.000 euros más de lo presupuestado

Existen dos modificaciones del contrato original que han supuesto un sobrecoste de un 27% respecto al presupuesto original y cuatro meses más de ejecución


Foto: Elperiodicodeyecla.com
Las obras de la segunda fase de la Ronda Norte, el vial que enlaza la carretera de Valencia con la de Villena han costado un 27% más respecto a lo presupuestado en 2010. En octubre de ese año, mediante concurso, se adjudicó la obra por un importe total de 1.425.080,90 euros (IVA incluido) por un plazo de diez meses a contar desde el 13 de diciembre de 2010. Hasta aquí, todo dentro de la normalidad, a excepción de que la obra incumple el Plan de Movilidad, puesto que el proyecto no incorpora la construcción de un carril bici.

Pero vayamos a lo realmente preocupante. Desde este grupo municipal hemos podido comprobar que existen dos modificaciones del contrato original que ascienden a un total de 387.085 euros, con una ampliación del plazo de ejecución de cuatro meses más, es decir, hasta el 27 de febrero de 2012 y sin autorización expresa de la Junta de Gobierno. La subida supone un 27% más de los presupuestado originalmente, algo que no es nuevo, puesto que es casi una norma en todas las obras ejecutadas por este equipo de gobierno, debido exclusivamente a una mala planificación.

 Por todo esto, requerimos a Marcos Ortuño, alcalde de la ciudad, a que explique por qué se produjeron estas modificaciones que tanto dinero han costado a los vecinos de Yecla, por qué se retrasaron las obras y por qué no se depuran responsabilidades teniendo en cuenta todos los errores cometidos en la ejecución de esta fase de la Ronda Norte.

Por culpa de la desidia y la mala planificación del Grupo Popular, los sobrecostes y los problemas a posteriori son constantes en la mayor parte de las obras ejecutadas en nuestro término municipal.